Mar 20, 2007

70 - ¿QUE ES PESEBRE?

El pesebre es un escenario doméstico del nacimiento de Jesús y se celebra en todo el mundo el 25 de diciembre de cada año.
Dentro del imaginario colectivo corresponde a la expresión de la fe popular y se monta la representación, acompañada de la Novena de Aguinaldos, el canto de alegres villancicos, los juegos pirotécnicos, las comidas y bebidas típicas y un despliegue comercial impresionante e inimaginable, pero falto de sentido cristiano.
En artículos anteriores he descrito las relaciones existentes entre Pesebre y Textos de Infancia de Jesús de los evangelios de Mateo y de Lucas.
Con el esquema anterior quiero indicar de manera original que PESEBRE ES EL SITIO CATEQUETICO donde podemos localizar en nuestra imaginación, la convergencia y continuidad de varios sucesos en la Historia de Salvación.
La promesa profética y mesiánica del Antiguo Testamento con el cumplimiento en el Nuevo Testamento con la venida de Jesús el Mesías.
Pesebre es la cuna en la pluma de Lucas y el sepulcro en la interpretación postpascual desde las “vendas de Lázaro” de las comunidades cristianas primitivas, como lo indica la iconografía de la Iglesia Ortodoxa de Oriente, la cual no tuvo Renacimiento y mantiene tradiciones muy cercanas a la herencia apostólica.
Es el sitio escatológico del aquí y del ahora donde Lucas sitúa los relatos del Misterio de la Encarnación y donde a la vez los Evangelios describen la Resurrección de Cristo.
Desde su nacimiento vino destinado al sacrificio y es esa figura kerigmática del niño Jesús, que la comunidad de Mateo, ha reflejado desde su propia vivencia como el cristianismo naciente.
En los relatos de infancia de Jesús, Lucas menciona tres veces la palabra pesebre en los vv. 7,12,16 revelando que tiene una especial y particular significación para él, que probablemente quiere colocar la queja de Dios contra Israel al evocar a Isaías 1,3 "Conoce el buey a su dueño y el asno el pesebre de su amo. Israel no conoce mi pueblo ni discierne"
Lc:2,6-7 "Y sucedió que hallándose allí le llegó la hora del parto, y dio a luz a su hijo primogénito y envolviole en pañales y recostole en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón"
Lc:2,12 "Como señal, encontrarán ustedes al niño envuenlto en pañales y acostado en un pesebre"
Lc: 2,14 "Fueron de prisa y encontraron a María, a José y al niño, acostado en un pesebre"
Es diciente el hecho de que María es quien coloca a su hijo en el pesebre y que como señal los pastores (anawin) le encuentren envuelto en pañales (vendas mortuorias) en un pesebre y que los visitantes no lo hallen en brazos de su madre sino en un pesebre días después.
La afirmación teológica de Mateo y de Lucas, es un posible resultado de una proyección de fe postpascual al origen mismo de la vida de Jesús, es decir, la convicción de que el Espíritu que resucitó a Jesús de entre los muertos, es el mismo que estaba cuando la concepción virginal.
Esta concepción no la he visto en otra bibliografía en cuanto a la interpretación de la Natividad y Resurrección del Señor Jesús dentro de la expresión de la fe popular, pero coincide con Pablo en Rom:1,3-4.
Ambos acontecimientos, concepción virginal y resurección , son marcas teológicas inequívocas de que en Jesús está consumándose el final de los tiempos, el comienzo de la era escatológica, la irrupción nueva y definitiva de Dios en la historia de la humanidad.
La piedad cristiana al interpretar este segmento dotó al pesebre de Bethlèem de dos animales.
Bibliografía:
Biblia de Jerusalem.
Pérez Escobar José: Los Orígenes de Jesús: infancia y vida oculta.

1 comment:

Mirta said...

Muy interesante tu percepción del Pesebre como bisagra entre la promesa del Antiguo Testamento y la esperanza en la resurrección del Nuevo Testamento.

Siempre viví al Pesebre como a un Dios que se humilla para nacer en la pobreza más absoluta.

A un Dios que nos ama tanto que para liberarnos de las ataduras del pecado nos ofrece a su propio hijo en sacrificio porque valemos la pena.

Gracias por la reflexión.

BUSCADOR

Google